Privacidad espiada

Apenas las reacciones han comenzado sobre el espionaje de la NSA a través de Verizon, Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube, y Apple, y ya aparece en escena Boundless Informant, o Informante sin Límites, la herramienta de la NSA para el registro y análisis de lA información de todo el mundo.

También revelado por el diario británico The Guardian, la herramienta para la minería de datos de inteligencia muestra un mapa mundial coloreado según el monitoreo de los países. En marzo colectó 97 billones de piezas de datos en redes de computadoras en todo el mundo, datos llamados “de inteligencia” que están disponibles para los analistas de la NSA.

Es de suponerse que tales cantidades de datos rebasan la capacidad humana para su análisis, de ahí que Boundless Informant sea sólo una de tantas herramientas que la NSA pueda estar destinando para el análisis de los datos recopilados en los EEUU y el resto del mundo.

Esta capacidad tecnológica para el procesamiento de los datos aunada a las capacidades legales que el gobierno de los EEUU se adjudica al amparo de la “seguridad nacional” sólo muestra el riesgo en el que se encuentra la privacidad de los usuarios de todo el planeta.

No porque los usuarios hagan algo indebido sino porque lo que hagan puede ser utilizado -como dicen- en su contra. La medida puede ser justificada para los cibercriminales o delincuentes no tan cibers, pero no para la población en general. Usar la tecnología no debe implicar esta amenaza de espionaje a la vida personal de las personas y donde es el gobierno el primero obligado en respetarla.

Deja un comentario