La privacidad en EEUU y sus puertas traseras

En menos de 24 horas el mundo -empezando por los usuarios estadunidenses- se ha enterado que las actividades telefónicas y en Internet tienen puertas traseras con destino al gobierno de los EEUU.

El diario británico The Guardian reveló ayer la existencia de una orden judicial secreta estadunidense con la cual la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de los EEUU está recopilando los registros de las llamadas telefónicas de millones de clientes de Verizon.

Ayer también, el diario norteamericano The Washington Post reveló que la NSA y el FBI extraen directamente de los servidores de Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube, y Apple, información sobre chats de audio y vídeo, fotografías, correos electrónicos, documentos, transferencias de archivos y registros de conexión de los clientes para su análisis y posterior seguimiento.

Aunque estas compañías niegan haber estado concientes de dichas extracciones, el hecho solamente demuestra que el cumplir con la ley pasa por encima de la privacidad de las personas. Respeto tu privacidad pero respeto más la ley. El espionaje legal indiscriminado bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo. La ley la hace el gobierno, no las compañías, menos los ciudadanos que ahora sabemos han estado expuestos durante años.

No importa si los clientes de Verizon son objeto de investigación o no, la NSA recopila la información de las llamadas telefónicas, como ubicación de donde sale la llamada, el numero al que se llama, duración de la llamada, IMEI/IMSI. La vigilancia es para todas las llamadas dentro de los EEUU y de las que salen a otros países, y la orden judicial autoriza recopilar los datos durante tres meses, que vencen en julio próximo. Los clientes de Verizon deben andarse con cuidado al usar el teléfono. El hermano mayor los está monitoreando. Todavía tienen la opción de cancelar su cuenta.

La extracción de datos  desde los servidores de los principales corporativos de Internet es parte de un programa de inteligencia identificado con el código PRISM. Al parecer la colaboración de estos corporativos con la NSA viene ocurriendo desde hace algunos años, otorgándoles inmunidad por compartir información de las actividades de sus clientes. Esta colaboración comenzó con Microsoft hace seis años. Yahoo se agregó en 2008, Google, Facebook y PalTalk en 2009, YouTube en 2010, Skype y AOL en 2011, y Apple en 2012.

Si creía que su privacidad es importante. Lo es, pero para el gobierno. Ahora para el de los EEUU. Conforme transcurran los años, los demás gobiernos querrán su parte. Así que tenga cuidado con lo que dice y comparte por Internet y por teléfono. No vaya a ser que lo estén vigilando sin que lo sepa.

Deja un comentario